domingo, 14 de diciembre de 2008

Y si el norte fuera el sur? NO a la Navidad yanqui

Faltan 10 días para que las familias argentinas se reúnan (o se obliguen a reunirse) para celebrar un acontecimiento del que muy pocos están al tanto de qué se trata realmente, pero al que todos saben cómo llegar preparados (¿?), con todo lo que ello implica. Este 25 de diciembre de 2008 festejaremos nuevamente la Navidad. Pero antes, no podemos saltear… La Nochebuena :s

Ante este tipo de eventos, a veces, no sé qué es peor: si saber de antemano cuál va a ser el menú de la espera, o enterarme con quién voy a brindar y desear desde lo más profundo de mi humanidad, los mejores augurios para la humanidad. Vayamos por partes.

Punto uno: no quiero comer pan dulce. Punto dos: me da calor ver a mi tío disfrazado de Papá Noel, me da pena ver a mi prima más chica temblando de miedo (porque a Papá Noel se le cae la panza en su pequeña cara) y me provoca urticaria el par de aritos que el mismísimo Papá Noel me regala cada año.

Pero la raíz de estos problemas míos no crecen en la fertilidad de la Nochebuena, si no que tiene su huertita en el norte. Somos los argentinos que miramos hacia arriba, al este y al oeste, y luego reproducimos en el sur lo que nunca podremos ser. A ver. ¡¡¡Nevó el 9 de julio de 2007 y no volverá a nevar por cientos de años en la bendita ciudad de Buenos Aires, menos en verano!!! ¡¡¡En el norte y centro de la Argentina NO HACE FRÍO en VERANO!!!

¿Por qué si sabemos todo esto seguimos empeñados en comer nueces, confites, garrapiñadas, pan dulces y budines..? ¿Por qué no conformarnos con el helado y la ensalada de frutas? ¿Por qué Papá Noel usa esas botas y esa barba asfixiantes, y no un buen traje de baño y ojotas? ¿Por qué la guirnalda en la puerta de entrada de mi casa tiene algo parecido a la nieve y no a la arena? ¿Por qué..????????????????

No sé por qué.

En fin, debo dejarlos ahora. Me voy con mamá al súper. Leyó que hay una oferta increíble en esta época del año: dos pan dulces y tres turrones por 2 pesos.


Marianela Aladio

5 comentarios:

belen_beauty dijo...

La respuesta a tu pregunta radica en la falta de personalidad argentina pero no vamos a profundizar en eso, en cambio con una cuota de sano egoísmo sí se puede hacer en estas fiestas lo que dice tu corazón, porqué juntarse de compromiso con la parentela que no la ves en todo el año y ni queres verla, cuando en realidad querés estar en tu departamento nuevo con tus mejores amigos y brindar por todo lo que fuimos juntos durante el año y soñar con uno aun mejor, comiendo algo fresco en el balcon, ver los fuegos artificiales de la ciudad brindando con champagne!
Empecemos por casa, no a al mantecol ni a las garrapiñadas!
Sí a mimarse y darle el gusto al corazon, que las fiestas no sean un problema si no un momento de mimarnos, compartir realmente de corazon y porque no de reflexion.....algo cursi tenia que haber.-
Felices Fiestas!
www.fotolog.com/belen_beauty

Analía dijo...

En la puerta de mi casa no cuelga ninguna guirnalda ya que no duraria mas de 5 minutos (no tengo rejas), hace años que no como pan dulce, la fruta abrillantada se me pega en los dientes, el mantecol me empalaga, las nueces me llenan los dedos de aceite, el mani si es con chocolate o garrapiñada se me derrite en las manos, el turron me empasta la boca, mi arbol solo tiene frutos y angeles que representas a esos fruto que como familia dimos este año y a las personas que, sin tener alitas, son nuestros angeles. Le tengo cosita a la coca asi que no cambio ninguna tapa por osos pandas en trineos, en todo caso se las doy a mi sobrino que las junta para el Garrahan; en mi infancia siempre fui una buena niña y nunca ese gordo de mierda me trajo lo que queria (mi vecina que era mala amiguita tenia mejores regalos que yo) asi que desde los 5 años deje de creer en él y mis padres no se molestaron en mantenerme la ilusion, desde aquella navidad siempre me pasaba algo a mi por lo cual los adultos decian que me llevaban al doc y aprovechaban la excusa para las compras (ahi entendi por que nunca me traia lo que queria).
Por todo ello yo prefiero la ensalada de frutas, el helado, el vitel tone y el pollo frio con papas y huevos con mayonesa... (todo en mucha cantidad asi sobra y el 25 hay excusa para almorzar todo juntos otra vez)... un lindo brindis con algo fresquito para llenar las copas, un beso, un fuerte abrazo con aquellos que, sin nunguna obligacion compartimos los avatares de la vida; y la emosion de desearnos una feliz navidad. una navidad que implique el renacer de cristo en nuestras vidas y el renacer de nuetro propio yo, con la sencillez y la humildad que tuvo jesus para venir a nuestro encuentro pobre y en un pesebre.

Analía dijo...

Como veras el merchandaisin de coca cola( no se si se escribe asi) no lo tengo presente... no son osos pandas... son osos polares. jaja

Marian dijo...

Me encantó tu reflaxión, Ani!!!

sebas dijo...

no se por que pero no me gustan este tipo de fiestas, tal vez por que en la familia somos pocos, tal vez por que muchos estan peleados, tal vez por que soy yo el verdadero insoportable que no se banca este tipo de acontecimientos, en fin, aparte pandulce como todo el año, la fruta seca tan poco me gusta demasiado, y el helado esta siempre presente en mi freezer.
si fuera por mi me iria el 23 y volveria el 2 de enero, pero eso implicaria bancar la cara de culo de los familiares por el resto del verano, entonces me quedo callado, solo voy donde me lleven y las sobrevivo.
lo mejor de todo es que estoy impresionado que hallas utilizado a arjona como tu titulador, jajajjaja.